Conectividad multinube: guía completa

Conectividad multinube: guía completa

  • Cloud
  • 8 de septiembre de 2022

Aunque solo hayas sumergido un dedo del pie en la nube, es probable que te hayas encontrado con el término “multinube” más de una vez, y por una buena razón. Se prevé que el 94 % de las organizaciones tengan una red multinube en 2024 , por lo que es una configuración a la que muchos están recurriendo al abandonar la infraestructura tradicional.

Básicamente, la multinube es precisamente eso: varias nubes. Si una empresa opta por la multinube, en lugar de usar un proveedor para el alojamiento, el almacenamiento y toda la pila de software de la nube, usa varios. Cuando hablamos de multinube, solemos referirnos al conjunto de los principales proveedores de servicios en la nube (CSP), es decir, Amazon Web Services (AWS), Microsoft Azure y Google Cloud, que representaban el 33 %, el 21 % y el 10 % de la cuota de mercado de la nube, respectivamente, en el cuarto trimestre de 2021, pero hay muchos otros.

Índice

  1. ¿Qué es la multinube?
  2. ¿Cuáles son las ventajas de la tecnología de red multinube?
  3. ¿Cuáles son las formas más habituales de conectarse a la multinube?
  4. ¿Cómo implementar la conectividad multinube?
  5. ¿Cómo consigo una conectividad multinube más segura?
  6. Otras consideraciones sobre la conexión a la multinube
  7. ¿Cuáles son los principales componentes de una estrategia de conectividad multinube?
  8. Multinube con Megaport

1. ¿Qué es la multinube?

La multinube es, sencillamente, el uso de servicios en la nube de más de un proveedor. Una estrategia multinube puede incluir algunos de los siguientes elementos o cualquier combinación de ellos: varios proveedores de nube, varias cuentas en la nube, varias zonas de disponibilidad en la nube o varias regiones en la nube.

¿Qué es la red multinube?

La red multinube, en concreto, es la conectividad o la gestión de la conectividad con varias nubes, que crea un modelo de implementación de informática en la nube holístico con muchas funciones.

El Instituto Nacional de Estándares y Tecnología define los diferentes modelos de implementación de informática en la nube así:

  • Nube privada: la infraestructura en la nube se suministra para uso exclusivo de una sola organización con varios consumidores. La organización puede poseer, gestionar y usar la infraestructura, pero también puede hacerlo un tercero o darse alguna combinación de lo anterior, y dicha infraestructura puede estar en instalaciones propias o ajenas.
  • Nube pública: la infraestructura en la nube se suministra para que la use el público en general. Una organización empresarial puede poseer, gestionar y usar la infraestructura, pero también puede hacerlo una organización académica o gubernamental o darse alguna combinación de lo anterior. Está en las instalaciones del proveedor de nube.
  • Nube híbrida: la infraestructura en la nube es una combinación de dos o más infraestructuras en la nube diferentes (privadas o públicas) que siguen siendo entidades únicas, pero unidas por tecnología estandarizada o propia que permite la portabilidad de datos y aplicaciones.

La red multinube utiliza diferentes tecnologías de virtualización de red, integraciones y capas de aplicación para garantizar que las aplicaciones distribuidas desde varias nubes sean accesibles para un usuario final empresarial.

2. ¿Cuáles son las ventajas de la tecnología de red multinube?

Usar varias nubes presenta diferentes retos de red:

  • Cada nube pública tiene redes ligeramente diferentes. La capacidad, la topología y la disponibilidad de ancho de banda pueden ser ligeramente diferentes, lo que hace complejas la gestión, la administración y la orquestación.
  • Las nubes públicas no están diseñadas para conectarse entre sí, lo que dificulta la ejecución de aplicaciones en varias nubes.
  • Los riesgos de seguridad y cumplimiento normativo también deben tenerse en cuenta al gestionar redes multinube.

Descubre aquí cómo simplificar la gestión de la multinube.

La tecnología de red multinube puede ofrecer un completo conjunto de funciones para satisfacer la necesidad de aumentar la visibilidad de la red que hace funcionar los servicios en la nube y la necesidad de tener más información sobre dicha red, lo que optimiza el retorno de la inversión en la nube. Una arquitectura multinube, por su propia naturaleza, va de extremo a extremo, y es algo más que una mera red de centros de datos y nubes públicas; incluye también la posibilidad de conectar aplicaciones entre sí, además de conectarse a sitios de sucursal y campus. La tecnología de red multinube también proporciona las siguientes ventajas:

  • Baja latencia: el acceso a datos y aplicaciones almacenados en diferentes ubicaciones de la nube no es inmediato. El retardo, o latencia, se produce cuando el tráfico tiene que recorrer varios nodos para llegar a los usuarios finales. Con la red multinube adecuada, la región de la nube más cercana a los usuarios finales puede suministrar estos datos, lo que reduce al mínimo la latencia. También pueden implementarse enrutadores de nube para acortar la ruta entre la aplicación y el usuario final. Esta capacidad es especialmente útil para organizaciones que deben proporcionar datos a varias ubicaciones geográficas manteniendo una experiencia de usuario final unificada.
  • Independencia: aunque los proveedores facilitan la migración de cargas de trabajo a su nube, el truco es que las nubes públicas suelen animar a los clientes a mantener sus datos y sus aplicaciones en la infraestructura de dichos proveedores, y salir de ella es difícil (y caro). Esto, por supuesto, es contrario a uno de los principales motivos para pasarse a la nube: la posibilidad de ejecutar aplicaciones sin preocuparse de la infraestructura subyacente. Sin embargo, las tecnologías de red multinube permiten a las organizaciones combinar plataformas y proveedores más fácilmente y no depender de proveedores de nube concretos. Las empresas que usan tecnologías de red multinube también pueden reconfigurar su infraestructura en la nube cuando cambian sus necesidades.
  • Recuperación ante desastres: los servicios en la nube actuales se prestan desde varios centros de datos redundantes en una sola red de nube. Aunque los proveedores suelen ofrecer un alto grado de disponibilidad en su SLA (un 99,9 % como mínimo), si esa improbable interrupción se produce, significaría tiempo de inactividad para la mayoría de las organizaciones. Con una carga de trabajo distribuida entre varias redes de nube, el riesgo de tiempo de inactividad es mucho menor que con una sola nube. Las arquitecturas multinube también ofrecen más opciones para reaccionar de forma proactiva con el fin de mitigar el riesgo.

Puede parecer que la complejidad, los costes y los riesgos de ejecutar un entorno multinube se multiplican, pero, con el conjunto de herramientas adecuado para supervisar y administrar una red de redes de forma eficiente, las empresas pueden mitigar parte de esa complejidad y de ese riesgo de la gestión.

AdobeStock_384496117-2048x1424

3. ¿Cuáles son las formas más habituales de conectarse a la multinube?

Conexión a Internet pública para acceder al CSP

La forma más habitual de conectar tu red de área extensa (WAN) a la nube es usar una conexión a Internet pública para acceder a un proveedor de servicios en la nube. Hay dos formas de hacerlo, y las dos usan una VPN:

  • El método más básico es ejecutar un túnel VPN desde tu infraestructura local hasta la VPN de la red del proveedor de servicios en la nube.
  • La otra forma es implementar una imagen de red de área extensa definida por software (SD-WAN) virtual en la red de un CSP y conectarse a esa imagen usando un túnel VPN desde la ubicación de red de la empresa. Entre las ventajas de este método se incluyen la visibilidad de los tipos de tráfico que viajan desde la WAN de la empresa hasta la nube, el rendimiento de extremo a extremo y la facilidad de gestión de las políticas y la configuración de la red.

Ejecutar túneles VPN en Internet para llegar a la nube pública entraña muchos riesgos, relacionados sobre todo con la escalabilidad y la complejidad. Puedes obtener más información en la entrada de nuestro blog El coste oculto de ejecutar IaaS alojada en la nube.

Puertos de nube privada

Otra forma de conectar tu WAN a la nube es comprar puertos de nube privada a tus CSP. Usar servicios de puerto de nube privada como AWS Direct Connect o Microsoft Azure ExpressRoute puede ofrecer un rendimiento y una seguridad mejores que la conectividad pública a Internet para acceder a esas nubes. Las conexiones son privadas y directas y las gestiona el hiperescalador, por lo que son menos vulnerables al secuestro de BGP en la Internet pública y a otros riesgos de ciberseguridad.

Sin embargo, este método tiene una gran limitación para la multinube. Las conexiones son de uno a uno, lo que significa que debes configurar una conexión privada en tu extremo de la infraestructura en forma de circuito MPLS, conexión Ethernet o servicio de conexión cruzada digital en un centro de datos o proporcionada por un operador. Los puertos de nube privada son adecuados sobre todo para aplicaciones con mucho tráfico, y lo mejor es alojar estas aplicaciones en una nube.

Si formas parte del 90 % de las empresas que usan varios servicios en la nube, puede que necesites un método 1) más flexible, y 2) más escalable. Aquí es donde entran en acción los hubs de nube privada y los proveedores de SDCI.

Hubs de nube privada

En el sector de la coubicación puedes elegir entre numerosos hubs de nube privada. Muchos de los grandes operadores de centros de datos afirman ofrecer sencillas conexiones privadas aprovisionadas previamente para acceder a varios proveedores de nube.

El truco es, por supuesto, que tienes que coubicarte entre las cuatro paredes del operador del centro de datos para acceder a su hub de nube privada. Si te conectas a muchos CSP, tendrás que gestionar la seguridad, la facturación y los SLA con cada uno de esos proveedores de nube. El operador del centro de datos no podrá ayudarte. Además, los hubs de nube privada no suelen ofrecer vías de acceso adicionales para acceder a los CSP en diferentes entornos de operador de centro de datos (DCO), lo que te impide optimizar la resiliencia.

En resumen: es probable que pagues un precio bastante alto por la flexibilidad de conectarte a varias nubes en un lugar si aún no te has coubicado en los centros de datos del hub de nube privada.

Toma el control de tu multinube buscando estos tres costes ocultos en tu configuración.

Interconexión de nube definida por software (SDCI) privada

Usar SDCI es un método similar a utilizar hubs de nube privada. Con SDCI puedes establecer conexiones privadas a corto plazo o a largo plazo con muchos proveedores de nube diferentes apuntando y haciendo clic. Estas conexiones de red están aprovisionadas previamente en numerosos operadores de centros de datos, por lo que no te limitas a las cuatro paredes de un solo proveedor de coubicación.

En lo referente a los SLA, los proveedores de SDCI actúan básicamente como proveedores de servicios de red que ofrecen su propio SLA para que sus clientes no tengan que tratar con numerosos proveedores de nube con diferentes necesidades técnicas y administrativas. La red del proveedor de SDCI está perfectamente integrada con las redes de los principales CSP, lo que permite a los clientes activar rápidamente conexiones multinube y facilita la gestión multinube.

Analiza en profundidad cómo integrar tu pila de nube para la multinube.

4. ¿Cómo implementar la conectividad multinube?

¿Cómo funciona la conectividad multinube?

La conectividad multinube es la forma en la que los ingenieros de redes conectan diferentes entornos en la nube, pero ¿cómo funciona exactamente?

Cada proveedor de servicios en la nube pública, ya sea AWS o Microsoft Azure, tiene sus propias capacidades de red. Estas capacidades y características suelen ser exclusivas de cada nube. Por ejemplo, una conexión dedicada en AWS se llama AWS Direct Connect , mientras que en Azure se llama ExpressRoute .

Hay varias formas de conectar entornos en la nube:

  • Usando un centro de datos: puedes conectar el centro de datos de una empresa como hub o nodo entre nubes en un diseño de redes multinube híbrido. Las empresas suelen usar túneles VPN para conectar su centro de datos a la nube, pero también pueden utilizar conexiones dedicadas que son privadas y seguras, como AWS Direct Connect o ExpressRoute.
  • Usando MPLS gestionado por el operador: las empresas pueden conectar sus entornos en la nube mediante sus operadores, que serían los encargados de gestionar la conectividad MPLS con cada nube.
  • Usando un enrutador de nube virtual: puedes utilizar un proveedor de red como servicio (NaaS) para crear e iniciar un dispositivo virtual que enrute el tráfico entre entornos en la nube.

Descubre cómo puede el filtrado de rutas mejorar tu multinube.

¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes de cada método de conectividad multinube?

Uso de un centro de datos en un diseño multinube híbrido

Las ventajas
Usar tu propio centro de datos como hub o nodo de red entre entornos en la nube en un diseño de redes multinube híbrido tiene muchas ventajas. Como sucede con todas las infraestructuras locales, la empresa tiene más control sobre su red de nube. Puede aplicar sus propias políticas de seguridad multinube a los datos que vuelven a su centro de datos desde sus entornos en la nube, lo que garantiza que el cumplimiento normativo esté en manos de la empresa.

Los inconvenientes
Este método puede tener un coste más alto, pues el tráfico debe redireccionarse de vuelta al centro de datos y entre entornos en la nube, lo que puede suponer elevadas tarifas de salida. El rendimiento de red también puede verse afectado negativamente por la mayor distancia existente entre el entorno en la nube y el centro de datos; si el centro de datos no está en la misma región geográfica que la región de la nube, el rendimiento de las aplicaciones puede resentirse debido al aumento de la latencia. El rendimiento de red puede verse afectado, además, por la falta de equipo empresarial para gestionar el ancho de banda en ráfagas, especialmente frecuente debido a los actuales problemas de la cadena de suministro global .

Utilizar un centro de datos como punto crítico de tu red multinube también aumenta el riesgo de tiempo de inactividad, pues dependes de un punto de presencia físico, que tiene más posibilidades de fallar.

Uso de MPLS gestionado por el operador

Las ventajas
Usar tu propio operador para gestionar las conexiones MPLS de acceso a las nubes es uno de los métodos menos intervencionistas que puede adoptar un equipo de red de nube. El operador simplemente ejecuta una línea privada de acceso al proveedor de nube y gestiona esa conexión para la empresa. Los principales proveedores de nube suelen tener alianzas con operadores importantes, lo que facilita a la empresa la transferencia de la conectividad entre nubes a su operador y a un dispositivo gestionado por ese operador.

Los inconvenientes
Este suele ser el método más caro, pues los circuitos MPLS no solo son costosos sino que, además, suponen contratos a largo plazo. Instalar y desinstalar estas conexiones puede llevar semanas, pues el proceso suele ser manual. Además, las empresas que valoran el control de sus redes deben tener en cuenta que es el operador, no la empresa, quien gestiona la conectividad y el equipo.

Al firmar un contrato de MPLS a largo plazo, los equipos de TI también deben planificar correctamente lo que deberán consumir; una previsión incorrecta causará costes de sobreaprovisionamiento o, peor aún, que no haya suficiente ancho de banda cuando la demanda alcance máximos.

Uso de un enrutador de nube virtual

Las ventajas
La práctica cada vez más frecuente de crear e iniciar un enrutador de nube virtualmente es la forma más sencilla y rápida de conectar diferentes entornos en la nube y las cargas de trabajo de aplicaciones alojadas en ellos. Un enrutador de nube virtual puede crearse cerca de tus regiones en la nube con condiciones flexibles, lo que significa que puedes iniciarlo y desactivarlo según sea necesario. También es probable que mejore el rendimiento de red, porque el tráfico no tiene que redireccionarse de vuelta a un centro de datos.

Además, los equipos de TI pueden transferir las responsabilidades de supervisión y mantenimiento de la red a su proveedor, lo que elimina una preocupación y les ofrece la posibilidad de reducir los costes de mantenimiento del equipo del centro de datos.

Los inconvenientes
Muchos proveedores de enrutadores de nube virtual no ofrecen su servicio como instancia de equipo virtual dedicado, lo que impide a los clientes tener su propia red privada dedicada. Busca un proveedor que ofrezca una conexión privada dedicada.

¿Estás configurando la multinube con Google Cloud Platform? Te mostramos cómo empezar.

¿Debo usar conectividad a Internet, conectividad privada o circuitos MPLS?

La conectividad a Internet para acceder a la nube es la mejor opción para casos de uso con poco ancho de banda. Si tienes una aplicación heredada en la nube que no requiere alta disponibilidad, puedes usar túneles VPN. Son fáciles de gestionar y son baratos.

La conectividad privada suele ser imprescindible en las aplicaciones críticas para la empresa. La mayor seguridad, el mayor rendimiento de red y la mayor fiabilidad hacen que el coste adicional valga la pena para, por ejemplo, tu sistema ERP o CRM interno, que es crítico para que los empleados internos puedan acceder mediante vínculos privados seguros y, así, se cumpla la normativa.

Los circuitos MPLS también son fiables y previsibles, y suelen recomendarse para aplicaciones estratégicas. Sin embargo, la conectividad MPLS puede ser cara y rígida por sus contratos a largo plazo y sus largos tiempos de instalación y desinstalación, lo que hace de la conectividad privada una opción más ágil.

AdobeStock_137444749

¿Cuál es la forma más sencilla de conectarse a la multinube?

El método más usado son los túneles IPsec o VPN de acceso a cada entorno de nube pública. Son fáciles de configurar y se recomiendan para casos prácticos de poco ancho de banda en los que no transmitas grandes cantidades de datos entre tu centro de datos y la nube. Otro método frecuente es la conectividad dedicada directa con tu proveedor de nube pública. Algunos ejemplos de esto son AWS Direct Connect o Azure ExpressRoute.

Sin embargo, la forma más sencilla de conectarse a la multinube es usar NaaS, que te da acceso a cualquier nube en casi cualquier región de nube del mundo mediante un portal definido por software a la carta. En lugar de configurar una VPN, que tiene limitaciones de ancho de banda y fiabilidad, o de activar conexiones individuales con cada nube pública, puedes hacerlo todo en un lugar, apuntando y haciendo clic, con redes definidas por software.

¿Cómo puedo conseguir una conectividad multinube más rápida?

Cada proveedor de nube pública tiene su propia oferta dedicada segura, que promete conectividad más rápida a diferentes niveles de ancho de banda. AWS Direct Connect, por ejemplo, ofrece una conexión dedicada a 1 Gbps, 10 Gbps o 100 Gbps. Azure ExpressRoute proporciona circuitos similares con límites de ancho de banda de 50, 100, 200 y 500 Mbps y 1, 2, 5 y 10 Gbps. Usar un enrutador de nube virtual también permitirá que tus datos pasen directamente de una nube a otra, lo que acelera mucho la configuración.

5. ¿Cómo consigo una conectividad multinube más segura?

Las organizaciones, que usan cada vez más nubes públicas para un número cada vez mayor de aplicaciones distribuidas gracias al trabajo híbrido, pueden mejorar la seguridad de la conectividad o la red multinube de varias formas.

Usa conectividad privada en lugar de conectividad a Internet

Los ingenieros de redes tienen a su disposición varios métodos de conectividad privada, como las conexiones dedicadas de proveedores de servicios en la nube, los circuitos MPLS gestionados de operadores o una conexión privada definida por software de NaaS. Todos los métodos aumentan la seguridad de la multinube al evitar la Internet pública, que es vulnerable a la inundación de nodos y al secuestro de BGP.

Mantén una política de cumplimiento normativo y seguridad común

Aplicar la misma política de seguridad basada en aplicaciones en tus entornos en la nube y en tu infraestructura local es complicado. Las empresas suelen diseñar y configurar una red multinube híbrida para garantizar que los datos críticos vuelvan a la infraestructura local con el fin de que se apliquen las políticas de seguridad.

Estudia la posibilidad de usar SD-WAN y SASE

Secure Access Service Edge (SASE) permite a las empresas aplicar soluciones de seguridad de red como servicio. Ejemplos: filtrado de DNS y URL, cortafuegos como servicio (FWaaS), acceso de confianza cero a la red (ZTNA), etc. Así, las empresas pueden orquestar su red apuntando y haciendo clic, con soluciones definidas por software.

¿Qué es SASE y cómo funciona? Averígualo aquí.

¿Cuáles son las prácticas recomendadas de la conectividad multinube segura?

Con las cargas de trabajo interconectadas distribuidas entre centros de datos locales y varias nubes públicas, los ingenieros de redes se enfrentan al reto de garantizar que la red multinube sea segura.

La red empresarial actual debe diseñarse pensando en las aplicaciones. Algunas aplicaciones son estratégicas, mientras que otras son heredadas y, quizá, tienen menos prioridad. No se puede aplicar la misma política de seguridad para todo. Aplicar una política de seguridad multinube dinámica basada en reglas en función de la importancia que tiene la aplicación para la empresa, y no la infraestructura subyacente, es un reto para cualquier equipo de TI o red. Nuevas tecnologías como SD-WAN, SASE y Security Services Edge (SSE) permiten esta orquestación mediante un controlador centralizado con una gran visibilidad de las aplicaciones empresariales.

Protege mejor tus datos con cortafuegos como servicio (FWaaS). Descubre cómo hacerlo aquí.

Las arquitecturas de redes multinube seguras tienen en cuenta:

  • El perímetro de la nube, que conecta la WAN de la empresa con la nube en todas las regiones y entre varias nubes públicas. Puede estar formado por diferentes puertas de enlace de tránsito e interconexiones de nube nativas.
  • El perímetro de la WAN, que conecta cargas de trabajo locales y usuarios finales a redes externas mediante una WAN privada o Internet. Los dispositivos SD-WAN implementados cerca de una sucursal o un hub de teletrabajo son ejemplos del perímetro de la WAN.
  • La conectividad de transporte (MPLS, Internet, LTE, 4G, 5G) que vincula el perímetro de la WAN y el perímetro de la nube pasa a formar parte del tejido SD-WAN, lo que permite aumentar el rendimiento de las aplicaciones y la rentabilidad.
  • Servicios de red y seguridad definidos por software, como FWaaS, ZTNA, CASB, etc.

¿Cómo puedo superar los retos de seguridad de la conectividad multinube?

Los siguientes consejos pueden ayudarte a mejorar la seguridad de tu implementación multinube:

Aplica sistemáticamente políticas basadas en aplicaciones

En el caso de las aplicaciones que se encuentren en varias nubes y requieran alta disponibilidad, aplica tus políticas de seguridad más estrictas de forma sistemática en esas nubes. Usa herramientas automatizadas para sincronizar y orquestar políticas entre proveedores de nube. Estas reglas deben determinarlas los aspectos específicos de la carga de trabajo, como su carácter crítico para la empresa, la confidencialidad de los datos y las obligaciones del cumplimiento normativo.

Automatiza cuando sea posible

Lidera el enfoque DevSecOps en tu organización y automatiza los análisis de seguridad de las nuevas máquinas virtuales (VM) o los nuevos contenedores implementados en varios entornos en la nube.

Supervisa, supervisa, supervisa

Si usas servicios de red y seguridad definidos por software, podrás supervisar registros, alertas y eventos de diferentes proveedores de nube, así como recibir alertas y notificaciones.

Cumplimiento normativo en todas las nubes

Cada nube pública tiene diferentes soluciones de seguridad y cumplimiento normativo, y gestionar distintas cargas de trabajo con diversos niveles de criticidad en diferentes nubes puede hacer muy difícil el cumplimiento normativo. Audita el cumplimiento normativo en todas las nubes periódicamente para detectar infracciones y sugerir soluciones.

Obtén más información sobre los mayores retos actuales de la seguridad multinube y cómo puedes superarlos.

6. Otras consideraciones sobre la conexión a la multinube

¿Cuál es la diferencia entre multinube y nube híbrida?

Los términos “multinube” y “nube híbrida” hacen referencia a implementaciones en la nube formadas por más de una nube; sin embargo, difieren en los tipos de infraestructura en la nube que incluyen. Una infraestructura en la nube híbrida combina dos o más tipos de nubes diferentes, mientras que la multinube combina diferentes nubes del mismo tipo.

¿Por qué es importante conocer qué configuraciones son las adecuadas para tu organización? ¿Puedes determinar cuáles son estas configuraciones? La seguridad y el coste son los aspectos clave.

Seguridad

Cuando se crea una nube, ya sea pública o privada, está expuesta a los mismos riesgos de seguridad que cualquier otra nube; la principal característica de la seguridad de toda nube es su detectabilidad (o su ausencia de detectabilidad). Por eso, en igualdad de condiciones, una nube privada es más segura porque menos personas saben que está ahí, pero, aún así, debe protegerse con cortafuegos, servicios de supervisión de redes, cifrado y cualquier otra función de seguridad que una organización decida implementar.

En una nube híbrida, las opciones y los protocolos de seguridad los determina el proveedor de nube, pueden reducirse para atraer a una mayor variedad de clientes y representan un riesgo porque un cliente puede exponer por error a una vulneración los datos de otro cliente.

A las empresas de sectores muy regulados en cuanto a los datos, una implementación de nube híbrida les permite almacenar algunos datos en un entorno más controlado, como una nube privada o un centro de datos local. Sin embargo, es importante señalar que estos entornos tan controlados no son necesariamente más seguros. Los proveedores de nube pública pueden tener más recursos para aplicar revisiones y proteger datos que las empresas individuales, en función de su presupuesto de ciberseguridad.

Coste

Las nubes públicas presentan la ventaja de tener menos gastos generales y menos gestión directa que otros tipos de infraestructura en la nube, pues el proveedor de nube asume la mayoría de las responsabilidades relacionadas con el mantenimiento del centro de datos. Por eso, las empresas con limitaciones presupuestarias pueden recurrir a una implementación de una o varias nubes públicas para disfrutar de las ventajas de la nube con un coste menor, pues varias empresas “pagan a medias”. Un entorno de nube híbrida incluye un componente de nube privada, lo que puede suponer un nivel de complejidad y coste que no se da al usar redes públicas.

Otros factores que hay que tener en cuenta son el tiempo y el esfuerzo necesarios para migrar a la nube, tarea que puede requerir un uso intensivo de recursos; la mayor fiabilidad que supone implementar varias nubes, lo que permite un cloud bursting más eficaz (el cloud bursting es un método de configuración que usa recursos de informática en la nube cuando la infraestructura local alcanza su máxima capacidad ); la eliminación de la dependencia con respecto a cualquier proveedor mediante el uso de varias nubes; y el aumento del rendimiento y la reducción de la latencia mediante la transición a una nube pública que aloja servidores en el perímetro de la red.

¿Por qué la conectividad multinube es importante para la transformación digital?

El nivel de modernización que requiere la transformación digital no puede alcanzarse con una infraestructura heredada anticuada. La conectividad multinube es un puntal clave de la transformación digital porque proporciona el acceso sencillo a los datos que requieren los proyectos de IA y big computing. La estrategia de almacenamiento adecuada es importante para armonizar las plataformas locales y de nube y evitar tener malos tiempos de obtención de información o, peor aún, información incorrecta. Además, la transformación requiere agilidad. La multinube proporciona el almacenamiento moderno y flexible necesario para crear puentes entre las nubes públicas y privadas, por lo que prepara el camino para el éxito de la transformación digital.

¿Dónde se implementa la conectividad entre nubes?

La conectividad de nube a nube permite a las empresas compartir datos de forma segura usando diferentes regiones y proveedores. Cada vez más organizaciones se dan cuenta de que no existe una solución de nube que valga para todo, por lo que adoptan un modo híbrido o multinube, lo que requiere la capacidad de vincular esos entornos. Esto suele hacerse con VPN, interconexión de VPC o vínculos directos entre entornos (por ejemplo, entre las nubes locales y públicas de una organización).

Lo mejor es que pienses durante tu proceso de planificación las capacidades internube que puedes necesitar, para tener en cuenta todas las necesidades relacionadas con la seguridad y la tecnología. La conectividad entre nubes debe implementarse después de que hayas obtenido acceso a vías de acceso de proveedores de SaaS o hiperescala públicos y hayas habilitado tu infraestructura de conmutación.

AdobeStock_378559885-2048x1536

7. ¿Cuáles son los principales componentes de una estrategia de conectividad multinube?

¿Cómo puedes convertir toda esta información en una estrategia viable para implementar la configuración multinube perfecta para tu empresa? Puedes empezar por estos pasos:

  1. Piensa en las necesidades de tus cargas de trabajo y de tus servicios antes de empezar: ten en cuenta la ubicación de tus cargas de trabajo en la nube, la privacidad y la seguridad de los datos, la recuperación ante desastres, los costes y la agilidad de los servicios. Esto te ayudará a decidir cómo debe conectarse tu organización a las nubes y entre ellas.
  2. Elige la mejor forma de conectar tus nubes: ¿conectividad a Internet, conectividad privada o circuitos MPLS?
  3. Elige la mejor forma de interconectar tus nubes: ¿mediante un centro de datos, mediante MPLS gestionado por el operador o mediante un enrutador de nube virtual?
  4. Toma medidas para reforzar tu seguridad: puedes proteger tu arquitectura multinube no solo mediante los métodos de conectividad que elijas, sino también aplicando las mismas políticas basadas en aplicaciones, la misma automatización, la misma supervisión y el mismo cumplimiento normativo en todas las nubes.

8. Multinube con Megaport

Megaport Cloud Router (MCR) te ofrece una forma rápida, segura y escalable de conectar tu conjunto de nubes mediante una conexión privada dedicada, que proporciona conectividad total entre nubes. Esto significa que tus datos pueden moverse entre tus diferentes arquitecturas de nube directamente, sin tener que parar primero en un centro de datos (lo que se conoce como redirección). Esto reduce la latencia y el tiempo empleado, además de darte control sobre tu ancho de banda y diseñar y configurar tu red multinube para la redundancia.

Sin infraestructura física, los clientes pueden usar redes entre nubes, emparejamiento privado entre los principales proveedores de nube pública, IaaS (infraestructura como servicio) y SaaS (software como servicio), así como conectividad directa con cualquier proveedor en la red definida por software de Megaport. Sin necesidad de infraestructura física, los clientes pueden crear e iniciar conexiones cruzadas virtuales (VXC) bajo demanda con una sencilla gestión multinube mediante el portal de Megaport. Todo esto crea una red multinube más rápida y flexible.

Etiquetas:

Publicaciones relacionadas

Por qué España debería ser tu próximo objetivo de expansión de la red

Por qué España debería ser tu próximo objetivo de expansión de la red

Este país europeo está a punto de dejar su marca en el sector de las redes en la nube.

Más información
Cómo solucionar el problema de latencia de Azure

Cómo solucionar el problema de latencia de Azure

Las empresas no siempre aprovechan al máximo sus redes en la nube.

Más información
Tres maneras fáciles de modernizar tu red de nube

Tres maneras fáciles de modernizar tu red de nube

Los últimos años nos han obligado a todos a replantearnos cómo y dónde trabajamos.

Más información