Cómo simplificar la gestión de la multinube en 2022

Cómo simplificar la gestión de la multinube en 2022

  • 24 de junio de 2022

Según una reciente encuesta de Gartner® sobre la adopción de la nube, «el 63 % de las organizaciones tienen un proveedor de servicios en la nube (CSP) principal y utiliza además otros proveedores en la nube, mientras que el 13 % utiliza varios proveedores sin tener un proveedor principal. Por consiguiente, el 76 % de las organizaciones utilizan varios proveedores de nube».1

A medida que la multinube se convierte en la norma, no solo es importante gestionar el aumento de los costes y los requisitos de recursos de todo el equipo, sino también diseñar la red con la flexibilidad necesaria para mantener un rendimiento eficaz y proteger los datos. Pero, ¿cómo gestionar con éxito una infraestructura cada vez más grande y compleja?

Hay cuatro tendencias clave que pueden ayudar en gran medida a gestionar la multinube de manera eficaz y sostenible. A continuación encontrarás una explicación de estas tendencias con ejemplos que te ayudarán a seguir tu propio camino.

illustrations

1. Usar API para automatizar procesos en todas las nubes

Una API abierta (también conocida como API pública) es una interfaz de programación de aplicaciones que permite a los desarrolladores personalizar el funcionamiento de una aplicación de software o servicio web propio. Al igual que las reglas generales que componen cualquier programa informático, las API son conjuntos de requisitos que rigen el modo en que una aplicación puede comunicarse e interactuar con otra, lo que también las convierte en una herramienta clave para mejorar la seguridad de la red .

Las API abiertas son de gran ayuda para los desarrolladores, ya que les permiten automatizar procesos en toda la multinube. Un estudio reciente del MIT señala que un gran número de organizaciones están adoptando las API como elemento clave de una transformación gradual. Ante las altas expectativas de los clientes y lo imprescindible de los sistemas en tiempo real, las API se usan con la idea de implementar mejoras paralelas que sustituyan gradualmente a los sistemas actuales, que requieren el mantenimiento y la supervisión constantes de cada aplicación de red.

Descubre cómo automatizar tu multinube con Megaport Terraform Provider.

En la infraestructura multinube de una empresa, las API pueden automatizar tareas cotidianas y así liberar al personal para que trabaje en otros proyectos. Si se utiliza un enrutador de nube a nube como Megaport Cloud Router (MCR) , las API pueden usarse incluso para automatizar conexiones cruzadas virtuales (VXC), un circuito de capa 2 de punto a punto entre dos de los puntos de conexión de red. Las API pueden incluso automatizar las velocidades de datos de VXC en función de la hora del día, el uso del tráfico o las necesidades según los eventos, para que las organizaciones no gasten en exceso en capacidad ni en los recursos que supervisan dicha capacidad.

El resultado es una red actualizada con una mejor visibilidad y una gestión más sencilla, lo que deja más tiempo al personal de red para que se centre en los proyectos que impulsan el negocio.

2. Conectarse con un proveedor de NaaS para supervisar todas las nubes en un mismo lugar

Para mejorar la gestión de la red, además de automatizar las tareas administrativas en toda la multinube, es igualmente importante alinearse con un proveedor de red como servicio (NaaS) . La NaaS, para quien no conozca el término, ofrece a los equipos las herramientas para ejecutar todas sus aplicaciones de nube en una capa de red privada (por lo que se sortea la Internet pública) y gestionar todas sus implementaciones en la nube desde un mismo lugar. La consolidación de las conexiones en la nube con un proveedor de NaaS elimina la necesidad de saltar de una red a otra y, al tener una visión global, las organizaciones ahorran aún más tiempo.

La NaaS también reduce los gastos operativos y de capital al eliminar la necesidad de aprovisionar y mantener la infraestructura física. En tercer lugar, como la NaaS es a la carta, las empresas solo pagan por lo que utilizan, por lo que no se producen sobreinversiones en infraestructura ni capacidad.

Por último, y lo que quizá sea más importante, la NaaS permite a las organizaciones aprovechar todas sus nubes existentes antes de emplear nuevas redes. La idea, como en otros casos, es la optimización de la eficiencia y los costes.

3. Orquestar la red multinube para crecer orgánicamente con el tiempo

Una vez que se tiene una red automatizada y consolidada, el siguiente paso es implementar lo aprendido en toda la infraestructura de extremo a extremo. Aquí es donde entra en juego la red de área extensa definida por software (SD-WAN), el nuevo estándar para las organizaciones que aspiran a conseguir la máxima agilidad de red.

En entradas de blog anteriores hemos hablado de las ventajas de la SD-WAN , incluida la mayor flexibilidad, control y seguridad que puede aportar a toda la red. Estas ventajas se ven potenciadas cuando se combinan con otras tecnologías de seguridad nativas de la nube para formar una arquitectura de perímetro de servicio de acceso seguro (SASE), tema que tratamos con más detalle aquí .

Tanto si estás empezando a considerar implementar la SD-WAN en tu empresa como si ya cuentas con una sofisticada arquitectura SASE, la principal ventaja será la misma: conectar de forma segura usuarios, sistemas y puntos de conexión con aplicaciones y servicios en cualquier lugar.

El resultado para la multinube es una red inteligente, integrada y segura que puede proporcionar el rendimiento necesario para las aplicaciones y recursos actuales que funcionan las 24 horas del día alojados en nubes públicas, privadas e híbridas. Cuando se construye sobre una capa de red NaaS con API, gestionar las nubes es más sencillo que nunca y ampliar la red es tan fácil como pulsar unos cuantos botones.

Las organizaciones que deseen habilitar esta capacidad deben considerar la posibilidad de elegir un proveedor asociado a un proveedor de servicios de virtualización de funciones de red (NFV), como Megaport Virtual Edge (MVE) , para potenciar la velocidad, la seguridad y la gestión de su red de sucursal a nube.

MVE amplía sin problemas el valor de tu tejido SD-WAN y acerca la red privada al perímetro con integraciones a nivel de API entre Megaport y los principales proveedores de SD-WAN del sector, como Cisco , Fortinet , Versa , Aruba y VMware .

Da un paso adelante integrando tu pila de nube. Descubre cómo hacerlo aquí.

4. Utilizar un servicio de enrutamiento de nube a nube para integrar las nubes e interconectar las cargas de trabajo

El último paso para simplificar la multinube es gestionar eficazmente el tráfico y optimizar las rutas de enrutamiento de nube a nube. El enrutamiento multinube genera a menudo desviaciones, lo que significa que el tráfico tiene que ir y venir entre nubes a través de un centro de datos u otro entorno local, algo que afecta a la latencia y ralentiza las operaciones. Al adoptar el enrutamiento virtual de nube a nube se mitiga este problema; la latencia y los costes de salida se reducen al permitir básicamente que los diferentes proveedores de nube se comuniquen.

Con MCR, por ejemplo, puedes establecer conexiones privadas entre tu nube y los proveedores de soluciones como servicio mediante el aprovisionamiento de conexiones cruzadas virtuales (VXC) , tus rutas virtuales personalizadas. Son como carriles rápidos privados que puedes habilitar para tu red a la carta. El resultado es un enrutamiento definido por el usuario que garantiza un mejor control independientemente de los proveedores y las regiones, menores costes, operaciones más rápidas, una gestión más sencilla y capacidades nacidas en la nube que abren tu negocio a un mundo nuevo de posibilidades de red.

Conclusión

La gestión de la multinube ha pasado de ser una opción interesante a una prioridad para las organizaciones. Al simplificar la gestión de la multinube con herramientas que posibilitan la automatización, la integración, la gestión centralizada y la flexibilidad necesaria para crecer, se aceleran los resultados y la salida al mercado, y se mejora la productividad del personal.

No es necesario revisar y aplicar estas tendencias clave en el orden aquí establecido; de hecho, lo mejor es revisarlas en conjunto, puesto que algunos agentes de red neutrales con respecto al proveedor (como Megaport) pueden satisfacer todas estas necesidades para simplificar aún más la gestión de la multinube. Cada implementación respalda al resto para conformar una red que garantiza mayores beneficios, clientes más satisfechos y un negocio capaz de innovar más rápido que la competencia.

Permítenos ayudarte a empezar a simplificar tu red multinube. Explica tus necesidades a un arquitecto de soluciones y nosotros nos encargaremos del resto.

1 Gartner, Cómo planificar una gestión de datos multinube e internube óptima, por Nina Showell, Adam Ronthal, 6 de agosto de 2021.

GARTNER es una marca comercial registrada y una marca de servicio de Gartner, Inc. o sus filiales en EE. UU. y a nivel internacional, y se utiliza aquí con permiso. Todos los derechos reservados.

Etiquetas:

Publicaciones relacionadas

Cómo reducir la latencia de Google Cloud

Cómo reducir la latencia de Google Cloud

Las empresas están dejando atrás los centros de datos físicos y optando por migrar a la nube.

Más información
VMware SD-WAN está ahora disponible en Megaport Virtual Edge

VMware SD-WAN está ahora disponible en Megaport Virtual Edge

Hoy nos complace anunciar la integración de VMware SD-WAN en MVE en nuestro intento de transformar el perímetro de la red.

Más información
VGW, DGW y TGW de AWS

VGW, DGW y TGW de AWS

En noviembre de 2018, AWS lanzó la versión más reciente de su servicio de enrutamiento de red nativo: Transit Gateway (TGW) .

Más información